Propiedades y beneficios del tomate para la salud.

El tomate es considerado una fruta a pesar de que normalmente es utilizado como un vegetal en las ensaladas, y en las preparaciones de algunos platos culinarios. Es una fruta rica en vitamina C, también la vitamina A y K, potasio y licopeno, un potente antioxidante. 

El tomate posee propiedades diuréticas, antiinflamatorias y antioxidantes con muchos beneficios para la salud, que ayuda a prevenir enfermedades, como cáncer de próstata, infarto de miocardio y osteoporosis. Además de eso, el tomate es un ingrediente muy usado en las dietas para bajar de peso, debido a que contiene pocas calorías y es rico en fibras, que ayudan a aumentar la sensación de saciedad y disminuir el hambre.

Si te interesa nuestro contenido te invito a que le des un me gusta al vídeo, que lo compartas y que te suscribas al canal. Recuerda dejar un comentario con el nombre de tu país y así saber desde donde nos estás viendo.

Por sus propiedades, el tomate posee diversos beneficios para la salud, que incluyen los siguientes.

1. Protector de la vista.

El tomate puede ser uno de los mejores aliados para proteger tu vista; la propia Organización Mundial de la Salud lo ha recomendado por su alto contenido en vitamina A.

Además, pocas personas saben que el tomate proporciona luteína y zeaxantina, nutrientes que protegen del poder oxidante de la luz tanto a la mácula del ojo, que la detecta, como al cristalino, que es el encargado de enfocar. 

Pero hay más, gracias a sus propiedades, el tomate retrasa el desgaste de la visión, también las enfermedades degenerativas, y previene las infecciones oculares provocadas por virus y bacterias.

2. Mejora la circulación sanguínea.

Y por muchos motivos. El tomate es muy rico en hierro, un mineral imprescindible para la sangre, y en vitamina K, que regula la coagulación, además de en vitaminas C y E. 

Por otro lado, el ya mencionado licopeno disminuye los niveles de colesterol malo LDL y previene la arterosclerosis.

3. Previene enfermedades cardiovasculares.

El tomate por su elevado contenido de antioxidantes ayuda a mantener los vasos sanguíneos saludables, además de poseer fibras que ayudan a reducir los niveles de colesterol malo. Asimismo, algunos estudios han relacionado que el consumo de licopeno que contienen los tomates ayuda a disminuir el riesgo de diferentes enfermedades cardiovasculares, como de infarto al miocardio, aterosclerosis y derrame cerebral.

4. Ayuda a regular la presión arterial.

El tomate es rico en potasio, un mineral que ayuda a eliminar el sodio del organismo a través de la orina, y contiene buenas cantidades de agua creando un efecto diurético, de esta manera este fruto ayuda a controlar la presión arterial.

5. Mantiene el sistema inmune. 

Gracias a su contenido de vitamina C y antioxidantes, como los polifenoles, el consumo de tomates ayuda a fortalecer las defensas naturales del organismo debido a que combaten los radicales libres, que en exceso, favorecen la aparición de ciertas enfermedades, como diferentes tipos de cáncer.

6. Ayuda a bajar de peso.

El tomate contiene vitamina C y licopeno, componentes que ayudan al buen funcionamiento del metabolismo lipídico. Esto, a su vez, ayuda a que se quemen las grasas y a que se conviertan en energía. Así no se acumularán en el cuerpo y no aumentarás de peso.

7. Previene el cáncer. 

El tomate es rico en licopeno, un pigmento carotenoide que ejerce una potente acción antioxidante en el organismo, protegiendo las células del efecto de los radicales libres e inhibiendo la proliferación de las células tumo-rales,  previniendo y retrasando el desarrollo de diferentes tipos de cáncer, principalmente el de próstata, de máma y de ovarios en mujeres postmenopáusicas.

8. Cuida de la visión, la piel y el cabello.

Por ser rico en carote-noides, los cuales se transforman en vitamina A en el organismo, el consumo de tomate ayuda a mantener la salud visual y de la piel, además de fortalecer y darle brillo al cabello.

9. Mejora la salud de los huesos.

Los tomates son una buena fuente de vitamina K, la cual actúa activando la osteocalcina, una proteína necesaria para el crecimiento y mineralización del hueso, evitando así el desarrollo de algunas enfermedades, como la osteoporosis.

10. Previene enfermedades del hígado.

El tomate tiene muy buenas cantidades de licopeno, un compuesto que puede ayudar a prevenir y mejorar la esteatosis hepática o hígado graso, mediante un proceso de oxidación y regulación del metabolismo de las grasas.

Bien amigos, ya que conocen todos estos beneficios y propiedades del tomate, ahora les vamos a regalar una deliciosa receta con tomate seco.

El tomate seco es una manera deliciosa de comer más tomate, pudiendo agregarse en las pizzas u otros platos, sin perder los nutrientes y los beneficios en su estado fresco.

Ingredientes:

  • 1 kilogramo de tomates frescos
  • Hierbas y sal al gusto.

Modo de preparación:

Precalentar el horno a 95 grados centígrados, lavar los tomates y cortarlos en dos. Quitar las semillas, colocarlas en una bandeja al horno con papel vegetal, con la piel hacia abajo y espolvorear las hierbas y la sal al gusto por encima.

Colocar la bandeja al horno durante unas 4 horas, hasta que el tomate se deshidrate, pero sin quemarse. Mientras más grandes sean los tomates más tiempo necesitarán para secarse. Un buen consejo para ahorrar energía y tiempo es utilizar tomates de tamaños semejantes y realizar 2 bandejas de una sola vez.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médicos.. Si le ha parecido interesante comparta con familiares y amigos!!

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *