Estas hojas se deshacen de la flema, la tos, alivia la bronquitis, el asma y el enfisema de manera rápida.

El berro ( Nasturtium officinalis ) es una hierba perenne semi-acuática perteneciente a la familia brasicáceas o crucíferas, conocida desde tiempos inmemoriales por sus propiedades aromáticas, terapéuticas y afrodisíacas.

El berro crece generalmente a lo largo de las orillas de corrientes y ríos de funcionamiento lento en Europa, Asia y América. Se caracteriza por sus pequeñas hojas redondas, con un sabor picante y picante. Las pequeñas flores blancas aparecen en grupos planos se llaman corimbos.

Las hojas frescas y tiernas del berro tienen que ser cosechadas justo antes de la floración, porque después se vuelven amargas y ya no son buenas para comer. Tiene una variedad de usos, ya sea como una hierba aromatizante o como una hierba medicinal. Además, el jugo de berros se puede agregar a otros jugos de vegetales para darles sabor y beneficios para la salud.

Beneficios nutricionales.

El berro es rico en antioxidantes, fibra, vitamina C, betacaroteno, folato, potasio, calcio, fósforo e hierro. Es una buena fuente de yodo también. De hecho, tiene más calcio que la leche y más hierro que las espinacas.

Sus principios activos principales se clasifican como los thyoglycosides (glycosides que contienen azufre) – una anti-trombosis con un efecto anti-coagulante suave. El berro también contiene cantidades moderadas de vitaminas B1 y B2, zinc, cobre y manganeso.

Beneficios para la salud.

El berro tiene muchas propiedades terapéuticas y de salud. Sin embargo, debido a su sabor tan fuerte, amargo y picante, nunca se utiliza solo, pero siempre se añade a los jugos, ensaladas u otros platos como ingrediente, sabor o aderezo.

Efectos anti-oxidantes y anticancerígenos: Al igual que muchas otras hierbas, el berro es rico en antioxidantes. Las sustancias antioxidantes ayudan a prevenir o combatir el daño causado por los radicales libres a los tejidos corporales, contribuyendo así a prevenir el envejecimiento prematuro, así como a reducir el riesgo de desarrollar cáncer y muchas otras enfermedades crónicas o degenerativas.

Efecto afrodisíaco: Varias fuentes históricas muestran que el berro se ha utilizado para su efecto afrodisíaco desde la edad de los antiguos romanos y persas. Esto podría ser debido a su alto contenido de zinc y hierro.

Propiedades anti-inflamatorias: El berro es rico en vitamina C, que tiene una acción anti-inflamatoria y puede ayudar a prevenir o aliviar los síntomas del resfriado, gripe y otros tipos de inflamación.

Efecto anti-anémico: El berro es particularmente útil en el tratamiento de diferentes tipos de anemia debido a su alto contenido en hierro. El hierro es esencial para la síntesis de la hemoglobina, y el ácido fólico, que desempeña un papel clave en la maduración de los glóbulos rojos en la médula ósea. La cantidad correcta de vitamina C en el berro también hace una mejor absorción de hierro.

Tos: Se ha demostrado que los glucósidos de azufre que se encuentran en el berro modifican las secreciones bronquiales y ejercen un efecto expectorante, que puede usarse para tratar muchas formas de bronquitis crónica.

Función digestiva: El berro mejora la función digestiva, debido a su alto contenido en vitamina C y fibra, que estimulan las secreciones salivares y gástricas y la motilidad del tracto intestinal, respectivamente.

Salud de los huesos: La proporción adecuada de calcio, magnesio, manganeso, vitaminas A, C y K en el berro ayuda a promover y mantener los huesos sanos y fuertes.

Preservar el ADN: En una prueba de laboratorio, se encontró que el consumo diario de berros aumenta la capacidad de las células para resistir los daños del ADN a los linfocitos (glóbulos blancos).

Glucosa en la sangre: Aunque no está definitivamente probado, parece que el berro puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre y prevenir o tratar la glucosa alta en la sangre. Es probable que el efecto hipoglucémico del berro sea en parte debido a su alto contenido en fibra soluble, que ayuda a reducir la absorción de carbohidratos del intestino. Este efecto es particularmente útil para las personas con diabetes.

Efecto purificante: El berro se ha utilizado durante siglos por sus efectos purificadores. Mejora la diuresis y ayuda a dar al colon una buena “limpieza de primavera”, eliminando con eficacia las toxinas del cuerpo.

Salud de la piel: Cuando se utiliza tópicamente, el jugo de berro puede ser útil para aliviar el eczema de la piel, así como otras condiciones de la piel. Su alto contenido de vitamina A y C mejor obtenidos por jugos son también beneficiosos para la piel sana.

Dientes: Masticar el berro hace que los dientes sean más fuertes. También cura el sangrado de la encía o la gingivitis.

Glándula tiroides: El alto contenido de yodo en el berro puede ayudar a prevenir el bocio, mejorar la función de la glándula tiroides y aliviar los síntomas de muchas formas de hipotiroidismo.

Salud de los ojos: El alto contenido en fitonutrientes luteína y zeaxantina son potentes antioxidantes; junto con la vitamina A y el cinc en esta hierba ayudan a mejorar en gran medida la salud ocular.

Salud del cabello: El berro se puede utilizar tópicamente para tratar la caspa y evitar la pérdida de cabello, debido a su contenido de azufre, hierro, zinc y vitamina A. Los mejores resultados se obtienen frotando el cuero cabelludo y el cabello con una tintura de berros.

Resaca: Una resaca sucede cuando el hígado se sobrecarga con alcohol tóxico. El jugo de berros está tan concentrado con tanta bondad limpiadora que activa las enzimas desintoxicantes en el hígado para desintoxicar una resaca.

Cómo consumir berro para aliviar los problemas respiratorios?

Los glucósidos de azufre en el berro lo convierten en un expectorante eficaz. El berro se ha encontrado para ser útil para aflojar el moco causado por el frío, y librarse de la flema que causa la tos. Otras afecciones respiratorias relacionadas que podrían beneficiarse del berro son el asma y el enfisema.

Cuando se consume por personas que ya sufren de un resfriado o tos, el berro ayuda a acortar la duración de la dolencia y reducir su intensidad. Cuando se consume en el primer síntoma, ayuda a prevenir que se convierta en una infección de pleno derecho.

Precaución

Las personas que sufren de inflamación de la vejiga pueden querer evitar o limitar el consumo de berro, debido a su posible dolor de la vejiga inducir los efectos.

Las personas con hipertiroidismo también pueden querer limitar el consumo de berros debido a su alto contenido en yodo. Si está tomando medicamentos, quizás desee consultar con su médico antes de comer el berro o beber su jugo. El berro es tan maravillosamente potente en toda su bondad que puede reaccionar con los medicamentos que está tomando.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médicos.. Si le ha parecido interesante comparta con familiares y amigos!!

One comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.