Un spa para tu piel en casa… Prepara esta maravillosa mascarilla y rejuvenece tu rostro.

Muchas personas se quejan de que la piel es bastante sensible y que siempre está sufriendo alteraciones. Pero la realidad es que siempre está en una constante lucha contra losradicales libre o  elementos exteriores, recordemos que su función principal es protegernos de amenazas.

Es la edad y la mala alimentación son lo primero que nos hace pasar factura, así que por cualquier lado la tenemos difícil.

Sobre todo con la edad, ya que con el tiempo nuestra piel es más débil y empieza a presentar las famosas arrugas y marcas, pero no todas son malas noticias.

Hoy te traemos una fantástica mascarilla a base de arcilla, miel y ajo que dejará tu piel como nueva y reluciente, todo desde la comodidad de tu hogar.

La arcilla es uno de los mejores ingredientes naturales para cuidar nuestra tez, especialmente si tienes piel grasa, y es que la misma es una aliada genial para limpiar profundamente el rostro, eliminar impurezas, prevenir la formación de granos y acabar con los puntos negros.

Aplica una mascarilla de arcilla una vez a la semana, si tienes mucho acné; si tu piel presenta granitos blancos, se pueden añadir dos o tres gotas de aceite esencial del árbol del té, por su efecto bactericida.

Si tu piel es grasa las mascarillas preparadas con arcilla verde y extracto de algas marinas, aportan vitaminas y minerales, además de dejar la piel tersa y nutrida.

La mascarilla “spa” para la piel de tu rostro.

Para elaborar esta mascarilla vamos a necesitar lo siguiente:

  • 1 cucharada de miel
  • 2 cucharadas de arcilla en polvo
  • 2 dientes de ajo.

Modo de Preparación:

Primero debes pelar los ajos y picarlos lo más fino posible Luego vamos a calentar la miel de modo que se torne un poco más ligera, ahí, agregamos los ajos. Para finalizar, vamos a agregar la arcilla y mezclamos muy bien.

Si tu mezcla quedó demasiado espesa, te recomendamos que agregues una cucharada de aceite de almendras, de oliva o en su defecto de coco.

Modo de uso:

Limpia bien tu piel de impurezas, puedes utilizar algún desmaquillante y lavar bien tu rostro con jabón neutro. Cuando esté tu rostro limpio, vamos a aplicar nuestra mascarilla de modo uniforme por todo el rostro, tratando de evitar tocar la boca y ojos.

Vamos a dejar que esto actúe por unos 30 minutos o hasta que se seque por completo. Retira con bastante agua una vez que esto ocurra.

NOTA: Este tratamiento lo harás 1 o 2 veces a la semana.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médicos.. Si le ha parecido interesante comparta con familiares y amigos!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *